http://www.ilpra.es/components/com_gk2_photoslide/images/thumbm/673225slideintro1.jpg http://www.ilpra.es/components/com_gk2_photoslide/images/thumbm/441470slideintro2.jpg http://www.ilpra.es/components/com_gk2_photoslide/images/thumbm/252118slideintro3.jpg http://www.ilpra.es/components/com_gk2_photoslide/images/thumbm/857483slideintro4.jpg
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
joomla templates

News

PARA SALIR DE LA CRISIS, EXPORTE, Y USE LA TECNOLOGÍA MAP.

El sector agroalimentario español pasa, como el resto de sectores de nuestra economía, por unos años difíciles. Nunca ha sido un sector de crecimientos explosivos, pero sí que ha mantenido la tónica de crecimiento e innovación a lo largo de los años de bonanza. Y con la crisis, y los mercados españoles estancados o incluso en recesión, la única solución para muchos ha sido salir fuera a buscar nuevos clientes.

Exportaciones de Alimentos (España). Fuente: Datacomex


Afortunadamente, nuestros productos son de buena calidad, tenemos buenos profesionales en la industria y somos competitivos fuera, por lo que una decisión “forzada” por las circunstancias, para muchas empresas ha supuesto no sólo la supervivencia, sino una senda de crecimiento sostenido que promete dar buenos frutos. Y es que ya era hora de que nuestros productos se viesen más en los lineales de los supermercados del mundo entero.

Pero aparte de los grandes grupos y cooperativas, los pequeños fabricantes también han tenido que dar ese paso. Y son ligas distintas, donde hay que invertir más recursos para obtener beneficios y donde hay también más competencia. En cualquier caso, ahora es casi obligado que un pequeño fabricante de un producto diferenciado (producto gourmet, especialidad regional, etc) tenga una proporción importante de sus ventas en los mercados exteriores, no sólo porque lo aprecian y lo pagan mejor, si se hace bien, sino porque el mercado nacional, sencillamente, no da de sí, de momento.

Aparte de la gestión comercial, que se antoja como la más complicada, estos fabricantes tienen que plantearse alargar la vida útil de sus productos para poder acceder más allá de nuestras fronteras. Y también se les pide un empaquetado más seguro y más acorde con unos mercados que llevan mucho tiempo innovando en estos campos.

El uso de las tecnologías de conservación en atmósfera protectora (MAP), es un requisito cuasi imprescindible para estos fabricantes que desean exportar. No sólo porque se lo piden fuera, sino porque una logística más larga les obliga a ello, y también para reducir riesgos de producto desechado, devuelto o rotura de stocks, también.

Muchos pequeños fabricantes no saben que esta tecnología es accesible incluso para pequeños negocios o desconfían de procesos que no son tan artesanales como ellos hasta ahora han querido mantener. Esta tecnología no es incompatible con la elaboración artesanal de los productos, al contrario… en muchos casos el uso de envases barrera con producto envasado en MAP permite reducir o incluso eliminar el uso de conservantes en sus productos.

Exportar es una vía abierta para salir de la crisis, que requiere un esfuerzo adicional, pero que promete mejores resultados que esperar a que la recuperación llegue.

Las empresas de tecnología para los alimentos ayudan a desarrollar nuevos productos y a preservarlos más tiempo. Y si no tiene dinero para invertir en líneas completas, quizá quiera considerar otras alternativas, como los absorbedores de oxígeno, que empiezan a hacer furor en algunos mercados, y que con muy poco dinero permiten explorar los beneficios de tener un producto que dure más tiempo sin perder sus propiedades.

Página 1 de 4

Maquinaria

Suscríbase

Únase al boletín de noticias y novedades de productos.